Soleá Morente: "Me decanto por lo atemporal"

  
Soleá Morente actuará el viernes 13 de enero a las 22:30 horas en el Centro Cultural Las Armas de Zaragoza presentando Tendrá que haber un camino, abriendo el Ciclo De la Raíz 2017, entradas anticipadas en Aragontickets. El documental Omega está nominado a los Goyas 2017, Soleá interpreta Sangre y Alquitrán para la película Toro de Kike Maíllo y estrena el videoclip del pasodoble Suelo español. De los tres trabajos conversamos con la artista.


—La apasionante y moderna fusión de Omega está nominada como mejor documental para la próxima edición de los Premios Goyas 2017. Junto a Cohen y Lorca, sigue sorprendiendo el duende de Enrique Morente y Lagartija Nick en los años 90. El audiovisual rescata con pasión este disco histórico. ¿Qué le supone? ¿Qué aporta al cine y a la música?
 —El documental es un recorrido por la historia de Omega. Pienso que es interesante que la gente que es aficionada a ese proyecto tenga información de cómo y porqué se gestó, y para los que no saben qué es Omega que tengan ese acercamiento. Me parece genial que la gente que no conoce a Enrique Morente se acerquen por primera vez a su figura a través de Omega, y luego tiren del hilo y se aficionen al flamenco y en concreto a su obra, igual que me parece muy interesante que la gente flamenca se aficione al rock. También está la figura de Cohen y Lorca cuyas obras encarnan la libertad.



—Interpreta Sangre y Alquitrán para la BSO de la película Toro, tema producido y compuesto por Joe Crepúsculo. Tiene toda la solera de un clásico, como el ¿Por qué te vas? de Jeanette en Cría cuervos. ¿Satisfecha? ¿Cuál es el principal mensaje de la canción? 
—Me ha gustado mucho la experiencia de participar en la banda sonora de Toro. Admiro a Joe, me hizo mucha ilusión trabajar con él, además la canción me encanta. El mensaje básicamente creo que es que a veces estamos marcados por un destino o quizás por unas creencias infundadas de las que no podemos escapar.



—Hace poco estrenó en Radio 3 el videoclip Suelo español, pasodoble que forma parte del doble single BHDE, abreviatura de Breve Historia de España (en lo que llevamos de siglo XXI), dirigido por Kokos Ackee, clara muestra de su arte, talento y versatilidad. ¿Soleá Morente es clásica y moderna? ¿Actualización de varios géneros?
—Más que lo moderno o lo clásico me decanto por lo atemporal. Suelo español me parece una canción acertada por parte de Luis Troquel. Estamos viviendo una situación muy delicada y hay que hablar. Me pareció interesante la idea del pasodoble, género no muy reivindicado actualmente. / © Carlos Gurpegui

Soleá Morente y Aurelio, en el arranque del Ciclo De la Raíz 2017

De la Raíz 2017 será presentado en el Ayuntamiento de Zaragoza el próximo mes de enero, pero antes cara su difusión ya hay dos nombres propios en cartel. Se trata de Soleá Morente, que actuará el viernes 13 de enero a las 22:30 horas en el Centro Cultural Las Armas, y Aurelio, el sábado 28 de enero a las 21:30 horas en el Centro Cívico Delicias de Zaragoza. De la Raíz 2017 está organizado por AREA, Aragonesa de Representaciones Artísticas, para Ayuntamiento de Zaragoza. Las entradas del concierto de Soleá Morente —anticipada 15€, taquilla 18€— están ya disponibles a la venta en Linacero, Gallizo y Aragontickets www.aragontickets.com así como en el propio Centro Cultural Las Armas.


Soleá Morente      

Soleá, nombre más jondo no lo puede haber. Morente para más señas. Inmejorablemente acompañada por la flor y la nata de la escena alternativa. ¿Indie pop + flamenco? No exactamente. Estamos ya en otra pantalla, que se dice ahora. Soleá Morente es una artista de naturaleza diferente a cualquier precedente anterior. Hasta ayer, cualquier figura que había mezclado rock y flamenco, o bien venía del rock o bien venía del flamenco. Soleá en cambio, ha nacido como artista en la encrucijada. Es tanto una cosa como la otra. Puesta de largo, más que debut. Tras infinidad de aventuras artísticas, estrena ahora su primer disco como tal. “Tendrá que haber un camino”, se titula. Busca y halla su sitio rodeada de los suyos: que son muchos y variopintos. Porque este no es un disco de encuentros, sino de relaciones. El abrumador elenco de invitados responde tanto a razones artísticas como vitales. Con todos hay lazos: sanguíneos o amistosos. Con todos, de una u otra manera, llevaba ya un buen trecho del camino.



Aurelio Martínez  

Tras actuar en el Lincoln Center de Nueva York y antes de emprender gira por Reino Unido, el hondureño Aurelio Martínez presentará “Darandi” en Zaragoza, disco actualmente en fase de fabricación. Aurelio es el mayor representante de la nueva música garífuna. La historia de la cultura garífuna se remonta al siglo XVII, cuando dos barcos de esclavos naufragaron en una isla del Mar Caribe, provocando la mezcla de los náufragos con los indígenas. Los descendientes de esta hibridación étnica fueron expulsados por los ingleses y tuvieron que refugiarse en la costa atlántica de América Central, repartidos entre Nicaragua, Honduras, Guatemala y Belice. En 2001 la UNESCO declaró su lengua, su danza y su música Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. Aurelio Martínez es el mayor exponente cultural de la música garífuna y su disco ‘Garifuna Soul’ probablemente sea el mejor disco en la historia de este género tradicional.

La voz interior: 'Dos Segundos de Silencio' de Felipe Sanz


Muy pocos realizadores consiguen en el escaso tiempo del cortometraje invitar a un muestrario íntimo y sincero de emociones. En tiempos de un cine para la sensación y el estímulo, especialmente evasivo, aparece Dos Segundos de Silencio con declarada intención de rescatar sentimiento y amor al cine. Para su director, Felipe Sanz, viene como anillo al dedo eso del corto como carta de presentación. En este caso, con su segundo trabajo se reivindica y postula con elegante humildad como toda una voz propia dentro de su generación de cineastas, exploradores e inconformistas, que con las mismas dosis de entusiasmo comienzan a mostrar ya sus carpetas de estilo. Estrenada en los Cines Palafox de Zaragoza, en la que ahora es su Sala 4, abierta en 1954, la pieza celebró su primer pase en un hábitat que forma parte de nuestro imaginario colectivo. Sanz hace buen cine porque primero ha sabido formarse a pulso de visionados, pero junto a su saber hacer y preocupaciones también se ha rodeado de unos equipos magníficos para comenzar a compartir su discurso —al menos sus dudas y preguntas— de honda calidad en forma y fondo, capaz de rivalizar con cualquier largometraje de nuestras pantallas.

Dos Segundos de Silencio tiene todo lo que se le exige a una buena película —un buen guión, un buen reparto y que esté bien contada—, pero aparte alberga la diferencia significativa del amor y del misterio, aderezado con suspense, así como con el delicatessen de la búsqueda y la innovación. El rescate del cine español es posible gracias a pequeños tesoros como éste. Narra una historia y va mucho más allá. Un viaje al interior. A los que nos gusta el cine puede tener ecos caprichosos al gusto de cada cual. Para mí al cine de Ken Russell y al de Orson Welles, y a la fotografía de Freddie Francis en El hombre elefante, en blanco y negro cual teclas de piano. Su protagonista, el enorme Jorge Clemente está sencillamente magnífico, sabiendo interpretar en cada momento los dictados y matices de Sanz, invitando a salir de las zonas de confort, el 'saber escuchar' en un spark de sólo dos segundos. 

Dos Segundos de Silencio es un soplo de aire fresco, lírico, que muestra cómo es posible compartir los grandes temas con originalidad curiosa, otorgando protagonismo a los nuevos jóvenes de nuestro cine. La buena elección de casting se prolonga a Nadia de Santiago, reforzando con miradas y espacios la sugerente relación de pareja. La apertura al mundo interior del personaje de Jorge Clemente es la excusa perfecta para desarrollar los efectos más novedosos, en un pase donde el plus del 4K acerca a respiraciones, voces, ruidos, sonidos... de una forma todavía más poética. Como siempre, María José Moreno clava en segundos sus personajes apuntalando de verosimilitud cualquier relato, y cameos como el de Eva Magaña otorga acción y presencia escénica a los minutos de arranque. 

El paso al color y la aparición shakesperiana del padre —con ecos indie en su revival—, ponen sorpresa, calor y broche a este trabajo, tan sincero como virtuoso, sobre la aceptación de uno mismo y de sus miedos, escritura que también sirve para visibilizar el talento en la partitura de Iván M. Lacámara. Sordo en su estreno, Beethoven no podía oír su 9ª Sinfonía. Al terminar el concierto creía que sus músicos habían dejado de tocar. Se dio la vuelta y vio sorprendido la sala aplaudiendo, puesta en pie. Los mejores deseos para Dos Segundos de Silencio. Si el relevo generacional viene por aquí, estamos, sin duda, en muy buenas manos. Del piano a la cámara, con la autoridad de Felipe Sanz. / © Carlos Gurpegui

Magia para la realidad alterada (Crítica de ‘Doctor Extraño’ de Scott Derrickson)



Marvel Studios atraviesa un periodo de madurez. De hecho presenta su bonito nuevo logotipo con ‘Doctor Extraño’. Produce largometrajes lejanos de ser pilotos de series. Busca construir personajes solventes y memorables, fieles a los códigos del fantástico y sus subgéneros. Construye relatos cercanos a los argumentos universales, donde los efectos especiales están a su merced, y no al revés. Realiza coreografías en sus escenas de acción, cada vez más innovadoras, sin perder cierto estilo clásico en sus planificaciones.

Con estas preocupaciones el margen de error se acota, más aún si el protagonista elegido es un héroe maldito y complejo en su representación. El recién estrenado ‘Doctor Extraño’ posee ecos del cine de la Hammer, ‘El filo de la navaja’ (1946), ‘Viaje alucinante al fondo de la mente’ (1980), ‘Golpe en la pequeña China’ (1986) y ‘El doctor’ (1991), si bien ‘Matrix’ (1999) y ‘Origen’ (2010) son sus cintas más cercanas en estética y filosofía.

Del cómic al cine, medio siglo después

Su cómic original fue creado por Stan Lee y Steve Ditko en 1963 por los mismos autores de Spiderman, héroe con el que guarda ecos de cotidiano y misión. En el caso de Stephen Strange, la mezquindad es sustituida por arrogancia, con ecos al Tony Stark de Robert Downey Jr. construyendo la versión más moderna de un Hechicero Supremo para el Siglo XXI.

En el reparto mandan los británicos, a mayor gloria del suspense y clima del film. Benedict Cumberbatch —muy solvente, con nueva temporada de ‘Sherlock’ en la agenda, que compitió con Joaquin Phoenix para el papel—, Rachel McAdams —fiel al rol de Nancy Allen en la serie B—, Chiwetel Ejiofor, Mads Mikkelsen y Tilda Swinton, en correcto casting.

La cuidada partitura de Michael Giacchino sugiere y envuelve la historia como corresponde, así como la fotografía de Ben Davis, que conjuga a la perfección los pantones del traje y capa de Doctor Extraño, iluminando a la vez los complicados pasajes, pop y no tan pop, de un héroe preparado para spin-off y secuelas.

‘Doctor Extraño’ es una historia médicos y pacientes, de accidentes y superación, pero también es una contrarreloj de aventuras de un héroe mágico frente al apocalipsis. Wes Craven estuvo tras Extraño en los 90. Scott Derrickson, director sensible en temáticas ocultas, ha sabido dar vida al doctor, con especial brío y alma, donde lo narrativo manda por encima del espectáculo. Coger así las riendas del proyecto es signo de talento, un nuevo universo para Marvel de un héroe muy diferente. / © Carlos Gurpegui


 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...